lunes, 27 de mayo de 2013

Cambios en el Sistema: Recuperación

En Engel existen Potestates y otros poderes que tratan sobre arreglar o producir daños permanentes en el cuerpo de humanos o Engel, cosas tales como regenerar miembros perdidos, ojos o provocar o curar graves enfermedades. Es por tanto que creo que haría falta algún método de representar estos daños o consecuencias mecánicamente. De no ser así, dichas potestates, que deberían ser una potente herramienta en manos del jugador, pasarían a ser meramente un recurso narrativo puntual, de sola utilización cuando el Director del Juego hubiese dispuesto un NPC mutilado o impedido de alguna forma.

Estas reglas convertirán estar Herido en algo jodido, aunque la mayoría de jugadores tendrán herramientas a su disposición para enfrentarse a estas situaciones (Potestates, la habilidad del Rafaelita del grupo y/o buenos instrumentos quirúrgicos y equipo). El problema es ser herido en campo abierto, solo y entre el barro, igualito que en la vida real.


Es por eso que creo que sería interesante resolver las recuperaciones de la condición Herido de la siguiente forma. El conflicto de Fortaleza se resolverá de la forma normal. En el caso de fallar la susodicha tirada y el GM considerarlo apropiado, el jugador podrá elegir entre dos opciones: Pasar a estar Enfermo a la vez que herido, teniendo que superar dos tiradas de Fortaleza la próxima vez (Arriesgándose a morir fácilmente sin las atenciones adecuadas), o sufrir una pérdida permanente de 1 punto en una característica, además de disminuir en 1 el máximo en dicha característica. Puede darse el caso de tener que volver a repetir el conflicto de Fortaleza fallado si el GM lo considera apropiado (Porque el personaje pudiera morir de la herida recibida). 

Dependiendo de la naturaleza de la herida el director podría o no eliminar alguna de las posibilidades, permitiendo únicamente añadir el estado de Enfermo a la hoja de personaje o exclusivamente perder un punto en una característica, o incluso eliminar ambas posibilidades, si considera que la herida no es suficientemente importante.

Los conflictos de Fortaleza están sujetos a una dificultad variable según la higiene, la atención médica, etcétera, de forma normal.

Las pérdidas de característica se traducen en un impedimento permanente (Curable o no, depende del Director. Una fractura mal curada podría arreglarse mediante cirugía, pero un ojo perdido es un ojo perdido) que debe ser descrito con claridad. El personaje puede haberse quedado tuerto, haber perdido funcionalidad en un pulmón por un disparo, o incluso haber perdido reflejos o memoria por un golpe en la cabeza.


La característica puede ser curada mediante métodos mundanos o divinos, además de poder ser incrementada mediante la experiencia si resulta coherente.

Estas reglas están, evidentemente, sujetas a debate. Espero leer los comentarios. 

Editado: Siguiendo una idea que me rondaba la cabeza y con los consejos de Rodrigo García Carmona y José Gómez, he introducido un pequeño cambio que hace esta regla más real (Y letal, también), haciendo más necesario si cabe que los personajes tengan a mano un rafaelita, ya sea humano o Engel. 


Imagen propiedad de Eva Widermann enorme artista e ilustradora de Engel para Feder und Schwert, utilizada sin su consentimiento. Todo el material de Engel es propiedad de Feder und Schwert, y ha sido usado sin ánimo de lucro de ningún tipo.