domingo, 26 de mayo de 2013

Engel: Creación de Personajes

1-Encarnación


Los Engel llegan al mundo como parte de una de las Órdenes. Las órdenes de Engel existentes llegaron a ser ocho, siendo las Sagradas Órdenes de los Miquelitas, Gabrielitas, Rafaelitas, Ramielitas, Urielitas, Samaelitas, Raguelitas y Sarielitas. Samaelitas y Raguelitas no son más que el pasado, testigos de que incluso las Huestes del Señor pueden ser destruidas. Los Sarielitas, por otra parte, apenas ponen un pie fuera de Roma, la capital del Europa.

Lo primero que debe hacer un nuevo personaje es elegir a cuál de las cinco órdenes pertenecerá. Esto marcará al personaje en todos los sentidos, pues el rol de los Engel de una compañía y su entrenamiento está determinado por la Orden a la que pertenecen. También determinará además la Característica Primaria, que sustituirá a la de raza en La Puerta de Ishtar.

Ordines Angelorum

Miquelitas, los que son como Dios: Ejemplo de autoridad y belleza, se especializan en el liderazgo, la táctica militar, la ley y la creatividad. Su color es el dorado, y su símbolo es el halo y la llave. Como característica primaria pueden escoger entre un punto adicional de Carisma o de Voluntad.

Gabrielitas, ángeles de la muerte: El brazo armado de la compañía, están entrenados en cualquier tipo de combate, especialmente con sus emblemáticas espadas flamígeras. Capaces de soportar el mayor de los castigos sin pestañear y llevar la Cólera Divina allá donde van. Su color es el negro, y su símbolo la espada flamígera. Como característica primaria pueden escoger entre Fortaleza o Destreza.

Rafaelitas, la mano sanadora: Guardianes de la medicina, la anatomía y la terapéutica, son expertos en la Divina Forma del cuerpo humano y sus remedios y enfermedades. Muchos Rafaelitas son completamente pacifistas, incluso llegando a rechazar las armas. Otros, sin embargos, abrazan un oscuro secreto: Su habilidad para sanar la vida y curar la plaga también pueden ser usados para provocar la enfermedad y la muerte. Su color es el blanco, y su símbolo la mano sanadora. Su característica primaria puede ser la Voluntad o el Ingenio.

Ramielitas, guardianes del conocimiento: Extraños para los demás Engel y humanos por igual, los Ramielitas son los guardianes de todo el conocimiento, antiguo y nuevo. Su memoria es infinita y tienen acceso a un extraño mundo interior al que llaman “La Catedral de los Pensamientos”, un lugar misterioso que sólo existe en su interior, y desde el que tienen acceso a asombrosas capacidades. Además, son los únicos Engel con acceso a la palabra escrita. Leer y escribir es un bien restringido a unos pocos, y sólo los Ramielitas de entre las Huestes Sagradas tienen el derecho y el deber de conservar ese conocimiento. El entrenamiento físico y de combate no ocupa demasiado tiempo en sus primeros meses en la Tierra, por lo que no suelen portar armamento pesado, muchas veces incluso prescindiendo de su armadura de hombro. Su color es el azul, y su símbolo el Libro con el Alfa y el Omega. Pueden elegir Ingenio o Percepción como característica primaria.

Urielitas, los mensajeros del Señor: Los mejores en el aire de entre todos los Engel, son expertos en la acrobacia, la exploración. Su pericia con el arco largo Urielita, un arma sublime, no tiene rival. Los Urielitas, aunque en su mayoría reservados, sienten una gran conexión con el hombre común, y suelen proteger a granjeros y pescadores sin que estos lleguen a saberlo nunca. Sus sentidos y resistencia no tienen límite. Su color es el verde, y su símbolo el Ojo que Todo lo Ve. Pueden elegir como característica primaria entre Destreza y Percepción.

Lo último a escoger en la encarnación es el nombre. El nombre de un Engel es de origen divino. Los nombres de los arcángeles (Miguel, Gabriel, Uriel, Jeremiel, Rafael, Raguel, Samael y Sariel) no pueden ser escogidos por razones obvias.


2- Per Aspera ad Astra


Una Ramielita recién encarnada aprende a leer.
La encarnación deja a los Engels perdidos y vulnerables. Es por eso que sus primeros meses en la Tierra los utilizan para poner a punto sus habilidades. “Somos los Engel del Señor, mensajeros de la Luz. Oímos y obedecemos” es el mantra en el que se recuperan los Engel en sus primeros meses. A diferencia de los personajes humanos, los Engel siguen un proceso de entrenamiento similar en todos los miembros de una Orden. La primera de las profesiones, por lo tanto, es obligatoria. Todos los Engel ganan dos puntos en la profesión de su Orden. (++)
―Miquelita: Puede aplicarse a la valoración y elaboración de planes tácticos, el liderazgo y la comunicación y a la tirada de una escaramuza si el Miquelita es líder. 
―Gabrielita: Puede aplicarse al Valor de Ataque Cuerpo a cuerpo en el aire o suelo y a resistir cualquier clase de castigos físicos o mentales.
―Rafaelita: Puede aplicarse a la medicina y cuidados de enfermos de cualquier tipo y a la interacción pacífica con otros individuos.
―Ramielita: Puede aplicarse a cualquier  campo de la ciencia moderna o la filosofía universal, además de a  Sabes leer y escribir.
―Urielita: Puede aplicarse al tiro con arco y al combate sin armas, cualquier tirada de destreza en el aire, además de al rastreo, la supervivencia, el ejercicio de resistencia y el VM en combate aéreo.

(++) He considerado oportuno permitir la utilización de las profesiones en ciertos aspectos del combate, dado el “estricto” rol que representa cada Orden dentro de la compañía. Esto quiere decir que las profesiones aplicables dentro de un combate en un caso concreto también han de ser añadidas en el caso de los NPC’s (Salvo que se quiera hacer a los Engel más impresionantes, si cabe).


Rasgo de Carácter: Aunque el vulgo piense de forma diferente, cada Engel tiene una divina personalidad diferente a la de los demás. Algunos rasgos son compartidos entre los Engel de cada Orden, heredados de sus habilidades, entrenamiento y su rol en la compañía, aunque no faltan los que rompen ese marco. En esta etapa el jugador debe seleccionar el primero de los tres Rasgos de Carácter de su Engel.

3-Descubrimiento


Una vez finalizado su entrenamiento y redescubrimiento de sus habilidades, los Engel vuelan hasta Roma para recibir su Bautismo de parte del Póntifex Máximus en una impresionante ceremonia en la que se reúnen docenas de Engel. Tras ello son asignados a una compañía, con la que cumplirán sus primeras órdenes y misiones. Un Engel puede permanecer todo su tiempo en la Tierra con la misma compañía, o cambiar una o más veces de compañeros debido a decesos, disparidad de objetivos u orden directa de los estratos superiores de la Iglesia.

 Las experiencias que obtiene cada compañía difieren vastamente de las experiencias de las demás. Es por ello que pueden elegir una profesión adicional. Esta profesión puede utilizarse para avanzar en la profesión de la Orden hasta el nivel Maestro, obtener una nueva profesión a nivel Experimentado, o dos profesiones a nivel Novato.
Un Urielita destinado a una zona costera podría aprender la profesión pescador, por ejemplo, o incluso un Gabrielita luchando codo con codo con malhablados soldados podría aprender la profesión jugador. Sin embargo, no tienes que restringirte a los ejemplos más obvios. Un Rafaelita pacifista que se haya visto envuelto en varias circunstancias entre la espada y la pared (literalmente) puede haber recibido algunos consejos de un Templario y haber elegido la profesión soldado o espadachín. Deja volar (nunca mejor dicho) la imaginación. Los Engel son seres puros y están sujetos a estrictos códigos de conducta, pero pueden pecar fácilmente de ingenuidad o aprender por necesidad o placer cualquier disciplina (Aunque algunas necesiten mantenerlas en secreto). Profesiones populares entre los Engel son aquellas relacionadas con las artes, como músico, cantante, pintor  o calígrafo, en el caso de los Ramielitas.

En este paso los Engel también escogen su segundo Rasgo de Carácter y las Habilidades de Combate de la misma forma que los personajes de La Puerta de Ishtar.

Debido al particular trasfondo que los rodea, puede resultar difícil encajar al jugador que está a tu izquierda en el pasado de tu Engel. Sin embargo es fácil solucionarlo incluyendo a ambos Engel en la misma compañía (O incluso a todos los jugadores, si queréis jugar con una compañía con rodaje juntos), o perteneciendo a compañías que actúen juntas en un frente o misión en concreto, por ejemplo.

4-Punto de Inflexión


El Punto de Inflexión en Engel representa exactamente lo mismo que en La Puerta de Ishtar. Es el momento en el que algo cambia para los personajes y la aventura comienza. En Engel normalmente será el comienzo de una misión importante o misteriosa, la formación de una nueva compañía (La de los jugadores, si no estaban ya juntos) o el descubrimiento de algún hecho extraño que merezca su atención. En esta fase los jugadores elegirán el Lema y los Objetivos de sus personajes, además del tercer y último Rasgo de Carácter. Es importante desarrollar bien el interior del personaje para poder elegir coherentemente los dos primeros. Si no eres capaz, no te preocupes: Puede llegar a ser difícil elegir los Objetivos de un ser como un Engel. Durante el juego surgirán orgánicamente.

5-Toques finales


Esta fase puede ser, en realidad, la más importante. En esta fase el jugador elige la Apariencia, edad y sexo aparente de su Engel. Los Engels aparentan en su exterior ser niños o niñas de entre 7 y 16 años, su cuerpo cubierto de intrincados tatuajes, idénticos entre los Engel de la misma Orden. Algunas órdenes tienen algunos rasgos más o menos comunes en el físico de sus Engel, como el cabello rubio en los Miquelitas o el cabello largo en los Ramielitas, y aunque existe un canon en cuanto al peinado y los atavíos dentro de cada Orden, muchos Engel lo dejan de lado con el peso de la experiencia. Sólo hay un punto en común: Todos los Engel van desnudos y descalzos, sobre sus cuerpos solamente unas complejas túnicas blancas adornadas con los colores de su Orden (O Negras por completo e ignífugas, en el caso de los Gabrielitas).

Las Posesiones también son escogidas en este punto. Por norma general, los Engel no necesitan dinero ni posesiones, puesto que todo ciudadano europeo está obligado a prestarles ayuda y cobijo en caso de necesidad. Sin embargo, cada Orden tiene un mínimo de equipo básico. Algunos de estos elementos, como la Espada Flamígera, la Armadura de Hombro o el Arco Urielita tienen una naturaleza especial que necesita de reglas particulares que serán detalladas en la sección de equipo. El Director del Juego decidirá qué elementos adicionales podrán llevar sus jugadores, si estos quisieran algo más.
―Miquelitas: Cualquier arma, armadura de hombro, cualquier equipo para llevar a cabo una actividad artística (Instrumento musical, set de pintura, cincel y pequeño martillo, etcétera)
―Gabrielitas: Espada Flamígera, armadura de hombro Gabrielita.
―Rafaelita: Botiquín, mortero y frascos y, si se desea, espada o daga.
―Ramielita: Set de escritura, pergaminos y, si se desea, espada o daga e instrumento musical.
―Urielita: Arco Urielita, equipo de supervivencia y lanza, cuchillo o espada.


Aunque la Historia ya habrá sido desarrollada en las anteriores etapas, es importante ponerla por escrito. En muchos sentidos, la historia personal hace a un Engel en el futuro.

Imágenes propiedad de Eva Widermann enorme artista e ilustradora de Engel para Feder und Schwert, utilizadas sin su consentimiento. Todo el material de Engel es propiedad de Feder und Schwert, y ha sido usado sin ánimo de lucro de ningún tipo.