domingo, 26 de mayo de 2013

Engel, objetivos y overview.

 

En este primer mensaje trataré los motivos que me llevan a embarcarme en esta empresa, además de dar una breve descripción de la ambientación del juego. Es en el segundo mensaje en el que colgaré la creación de personajes. Tocho incoming!

Para el que no lo conozca, es un juego alemán de hace un buen puñado de años cuya línea está cerrada, si no recuerdo mal, publicado por Feder und Schwert. Utilizaba originalmente un sistema llamado Arkana que funcionaba con unas cartas homólogas a las del tarot, ilustradas y ambientadas en el setting. Al traducirse al inglés, y tras ello al español, se adaptó el juego al sistema d20 (Capaz de provocarme prurito instantáneamente). Por esto mismo fue que acabé adaptando el sistema de juego, primero al d10 que utilizaba la primera edición de Exaltado, y segundo a Strands of Fate, aunque ninguno de los dos me dejó completamente satisfecho.

Como Objetivos principales y más complejos de esta "portabilidad" de sistema, encuentro principalmente tres:

-El sistema de combate. En Engel el combate transcurre en muchas, o incluso la mayoría de veces en el aire (Cosa no muy difícil de arreglar). En Engel conviven al mismo tiempo niveles tecnológicos medievales, modernos, contemporáneos y futuristas. Esto cuando se aviene al tema de las armas, armaduras, equipo y demás puede dar más de un dolor de cabeza. Resulta evidente que hay que hacer ciertos ajustes en las categorías de armas y armaduras del Motor de Emociones.

-Las Potestates, o poderes divinos de los Engel. Viniendo como vienen de un sistema puramente narrativo como el Arkana, o un sistema super granular, como el d20, puede hacerse difícil (Y se hace, creedme) adaptar dichos "poderes" a un sistema simple como El Motor de Emociones.

-Los Engendros Oníricos y otros NPC's. Es un punto clave, aunque el menos complejo de los tres.

Para dar unos pequeños detalles acerca de la ambientación, Engel es un juego mezcla de fantasía y ciencia ficción ambientado en la Europa del siglo XXVII, alrededor del 2650 D.C. Una serie de catastróficas plagas conocidas como "El Baile de San Vito" devastaron a la humanidad, que respondió al supuesto ataque biológico con guerra y armas nucleares. Como si fuese poco, llegó el Segundo Diluvio Universal, que transformó el clima y volvió irreconocible el paisaje. Entonces aparecieron las llamas de los Infiernos, gigantescas columnas de fuego que con movimientos casi imperceptibles pero constantes calcinan la tierra y dibujan incomprensibles patrones sobre ella, dejando atrás nada más que el eterno hedor y el humo de la Tierra Marcada. Así pues, Europa se convirtió en un enorme archipiélago, húmedo y caluroso.

Sobre este archipiélago tropical viven los europeos, en su mayoría gobernados por la omnipresente Iglesia Angélica, salvadores y a la vez carceleros de la población, a la que protegen de bárbaros, infieles, herejes y siervos del Señor de las Moscas, entre los que destacan los Engendros Oníricos, terribles seres insectoides de pesadilla que emergen de la interminable oscuridad de la Tierra Marcada.

La autoridad de la Iglesia se mantiene gracias a los ejércitos de Templarios y Jinetes siniestros, a la férrea educación que imparten entre los europeos y, sobre todo, a las legiones de Engel. Los Engel son la prueba viviente de que la Iglesia Angélica está en lo correcto. Venidos de los cielos, estos mensajeros alados se encuentran en la primera línea de defensa frente a los Engendros, herejes y corruptos, empleando sus poderes divinos para combatir al mal.

Aunque físicamente unos niños, su poder está más allá de toda duda, y hombres y mujeres por igual los observan con admiración y temor. Sus cuerpos cubiertos de tatuajes, la Palabra del Señor, son físicamente perfectos, y sus habilidades imbatibles. O es lo que piensa la mayoría.

Ese es el mundo de Engel, a grandes rasgos. Los jugadores interpretan a una Compañía de Engel, una unidad social compuesta, normalmente, por un Engel de cada Orden de las 5 órdenes militantes que aún perduran. El enemigo avanza incontenible, rampante o sutilmente, y sólo hombres y Engel se interponen en su camino.


Este no es, sin embargo, un juego dedicado únicamente a la épica. El conflicto de los Engel entre su carácter y su misión, lo que se espera de ellos y cómo son en su interior son temas muy presentes en el juego, por lo que el sistema Motor de Emociones me parece que le viene al dedillo. 

Imagen propiedad de Eva Widermann enorme artista e ilustradora de Engel para Feder und Schwert, utilizada sin su consentimiento. Todo el material de Engel es propiedad de Feder und Schwert, y ha sido usado sin ánimo de lucro de ningún tipo.